EU COMIENZA A APLICAR NUEVA POLÍTICA DE ASILO


El gobierno de Donald Trump ha comenzado a aplicar una nueva política que deniega el asilo a la mayoría de los migrantes que llegan a la frontera sur, después de recibir el aval de la Corte Suprema, dijeron el jueves funcionarios.

Una portavoz de la agencia perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional que efectúa las entrevistas sobre asilo dijo que la política será retroactiva al 16 de julio, cuando fue anunciada la normativa inicial.

Debido a demandas de activistas, la aplicación de la política se encontraba en suspenso, pero la Corte Suprema determinó el miércoles que podía ser puesta en marcha mientras prosigue la impugnación judicial.

La mayoría de los solicitantes de asilo pasan una prueba inicial llamada entrevista de "miedo creíble". Según la nueva política, no se efectuará la prueba a esas personas a menos de que hayan solicitado el asilo en por lo menos algún país por el que transitaron en su viaje a Estados Unidos y se los hayan denegado.

México, en desacuerdo 

El gobierno mexicano dijo este jueves que discrepa con un fallo en EU que admitió restricciones a las solicitudes de asilo, y que golpea a miles de centroamericanos indocumentados.

"Es un asunto de los Estados Unidos. Desde luego que no coincidimos, nosotros tenemos otra política", afirmó esta mañana el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

Consultado sobre si el fallo prepara el camino para que México acepte convertirse en "tercer país seguro", Ebrard reiteró que el gobierno rechaza esa posibilidad.

"Eso no puede ser derivado de una resolución de la corte en otro país, eso es un tratado, un tratado entre dos o más países. México no lo va a aceptar bajo ninguna circunstancia", sentenció.

El canciller sostuvo que México mantiene una política "muy distinta" respecto al derecho al refugio y que ésta no va a variar.
"Estados Unidos tiene una política migratoria durísima", señaló agregando que la resolución tendrá un impacto "impresionante".

Ebrard afirmó por otro lado que se reunirá "muy pronto" con la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien manifestó esta semana su preocupación por las políticas migratorias de México y Estados Unidos, al considerar que han incrementado el riesgo de violaciones y abusos contras los migrantes.

El encuentro, indicó, será "el inicio de un diálogo para tratar de atender las preocupaciones sobre derechos humanos".

por: El informador Fecha: 13 de Septiembre de 2019


Comentarios