BRIANA ESPINOZA, SIN LÍMITES EN BUSCA DE SU SUEÑO


El accidente automovilístico que sufrió con su familia Briana Naomy Espinoza Mata, cuando tenía dos años de edad, no le ha impedido ir en busca de alcanzar sus sueños, ha sorteado todo tipo de obstáculos para caminar firme, y en los últimos dos años se ha mantenido como la máxima ganadora de medallas de la Paralimpiada en la Selección Jalisco.

Nada ha sido fácil para la nadadora jalisciense, quien en el accidente perdió su pierna derecha. Ha tenido mil y una cirugías desde entonces, la mayoría en México, en un hospital especializado. A 12 años del percance que casi le cuesta la vida, no tiene complejo alguno y encontró en el deporte una motivación y una forma de vida, de demostrarse que es fuerte en todos los aspectos.

“Hasta ahora no he renegado de nada, nunca me he puesto a pensar el porqué de las cosas, no miro para atrás, porque siempre estoy buscando lograr lo que me propongo para adelante y me siento muy feliz en todos los aspectos”, señaló la multimedallista jalisciense.

Toda su familia la apoya, pero su madre Cristian Mata lleva la batuta, porque ella la acompaña a todos lados y está al pendiente de los entrenamientos y los éxitos deBriana.

“Estoy orgullosa de mi mamá, porque siempre me apoya en todo, está al pendiente de mí, me tiene todo en orden. Me impulsa para todo, jamás se desespera de nada. Trabajamos en equipo. Es algo bonito de ella para mí”.

La oriunda de El Grullo, Jalisco, tiene metas firmes y una de ellas es ir a losParapanamericanos de este año a celebrarse en Lima, Perú, para competir en paranatación, disciplina en la cual sueña algún día representar a México en unos Juegos Paralímpicos.

“Uno de mis sueños es ir los Juegos de Tokio, para lo cual tengo que seguir trabajando con entusiasmo, con mucho ánimo y, cuando amanezco con pocas ganas de hacer las cosas, pensar en que algo bueno vendrá para levantarme e ir con actitud a trabajar. Me tengo que motivar, no puedo dejar de asistir aunque esté cansada”.

De la alberca a la pasarela

Briana ha ido a competir a Canadá, Indianápolis y Colombia, para lo cual ha entrenado duro. Pero a la par combina su carrera deportiva con el estudio y, por si fuera poco, también abre espacio para modelar, porque recientemente una marca la ha incluido en su catálogo, lo cual fue un sueño realizado.

“La discapacidad no existe, los limites los pone uno. Mi mamá me animó, fuimos a la convocatoria y cuando llegamos, pues todas iban en tacones y yo pues, no puedo usar. Le dije a mi mamá que mejor nos fuéramos, pero me recomendó que viviera la experiencia, porque me ayudaría en muchas cosas. Pasé a la pasarela, hice la prueba y a los tres días me llamaron para decirme que era la primera que estaría en su catálogo, que harían por vez primera algo incluyente”.

Briana tiene dos hermanos, ambos juegan futbol, uno en Tercera División y otro está en Chivas Gigantera, donde sigue un proceso normal en busca de llegar al profesionalismo. “Ellos me apoyan mucho, no nos vemos mucho, pero sí estamos unidos”.

Su entrenadora, Margarita Hernández, no se le despega desde temprano en el gimnasio, luego se van a la alberca a entrenar junto a otros atletas y la ve con mucha madera para lograr cosas importantes en su carrera.

“Llegó muy pequeña, casi cumpliendo 10 años, y ya va para 15. Es muy talentosa, va excelente y tiene muy buena edad para comenzar a dar muy buenos resultados, despuntar en busca de unos Juegos Olímpicos, no lo vamos a lograr así nada más, sino con trabajo y mucha perseverancia”, dijo su mentora.

por: El informador Fecha: 01 de Junio de 2019


Comentarios