MÉDICOS SIN FRONTERAS: NIÑOS SIRIOS NO TENÍAN QUE HABER MUERTO


Varios menores han muerto por enfermedades prevenibles en el campo de refugiados de Al Hol, en el noreste de Siria, el cual alberga a unas 73 mil personas, en su mayoría mujeres y niños, denunció hoy la organización Médicos Sin Fronteras (MSF)

 niño debería morir de deshidratación u otras enfermedades prevenibles debido a la negligencia y a la falta de acceso a una atención médica básica", indicó Will Turner, coordinador de Emergencias de MSF.

 
Video insertado
 

los aviones de y siguen masacrando a los civiles, hoy al menos 2 niños y 3adultod murieron por el bombardeo. En el vídeo vemos una niña de 10 años intentando rescatar a su hermano mal herido.

"A medida que las temperaturas veraniegas comienzan a aumentar, nos preocupa enormemente el impacto del calor en personas que viven en condiciones precarias", añadió Turner, de acuerdo con el portal de la organización humanitaria, con sede en Ginebra, Suiza.

Además de la falta de atención médica básica, las personas que se encuentran en estado delicado de salud enfrentan dificultades para ser trasladadas a algún hospital, mientras varias mujeres embarazadas se ven obligadas a dar a luz en sus tiendas de campaña, expuso MSF.

Otros problemas que enfrentan en el campo de desplazados de Al Hol son la falta de agua y las precarias condiciones sanitarias, situación que se podría agravar con el aumento de la temperatura en el verano.

La mayoría de los desplazados provienen de la gobernación de Deir ez Zor, donde se registraron los últimos combates entre el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza que incluye a las milicias kurdas sirias apoyada por Estados Unidos.

Asimismo, MSF denunció que la atención médica no se distribuye de manera igualitaria, ya que existen algunas restricciones para las personas ubicadas en la llamada "área anexa".

Todos tienen derecho a acceder a asistencia médica sin importar nacionalidad

Dicha área alberga a unas 11 mil personas, de las cuales siete mil son niños, que no son de nacionalidad siria y quienes, por motivos de seguridad, no pueden circular libremente, lo que les impide acceder a zonas del campo que cuentan con algunas instalaciones médicas básicas.

"La salud no debe estar condicionada. Independientemente de los antecedentes, nacionalidad, estado y origen del desplazamiento de las personas, todos tienen derecho a acceder a asistencia médica y humanitaria de manera oportuna", puntualizó el funcionario de MSF.

Turner admitió que aunque MSF busca ampliar su presencia tanto dentro como fuera del campo, las necesidades de los desplazados están lejos de ser cubiertas, por lo que se requiere de una respuesta más organizada a largo plazo.

por: El informador Fecha: 18 de Mayo de 2019


Comentarios